Translate

jueves, 22 de enero de 2015

22 de enero de 1967 - En Managua (Nicaragua) se perpetra una masacre, cuando la Guardia Nacional ametralla una manifestación que protestaba contra el general Anastasio Somoza, causando más de 1000 muertos.

En 1966, el político opositor a la dictadura de los Somoza,  Pedro Joaquín Chamorro Cardenal (director del diario LA PRENSA y Fernando Agüero Rocha fundaron una coalición de partidos políticos opuestos al somocismo y le llamaron Unión Nacional Opositora, que después rescataron para enfrentar al sandinismo en 1989 formada por cinco partidos: El Partido Conservador, acompañado del Partido Liberal Independiente y otras agrupaciones como los social cristiano y Partidos de izquierda como el Partido Socialista y células organizadas de lo que posteriormente fue conocido como Partido Comunista de Nicaragua. El FSLN, estaba proscrito

Las elecciones presidenciales del 5 de febrero de 1967 fue el motivo para organizar la UNO el año anterior y buscar y derrotar al candidato del oficialista Partido Liberal Nacionalista, propiedad de la Dinastía de los Somoza, el general Anastasio Somoza Debayle , jefe director de la Guardia Nacional (excompañero de aula de Chamorro en el Instituto Pedagógico La Salle de Managua)

El candidato presidencial de la UNO era Fernando Agüero Rocha, un conservador heredero del caudillismo de Emiliano Chamorro, forjador del conservatismo de inicio de 1900 , por lo tanto Pedro Joaquín Chamorro Cardenal usó como instrumento de su lucha política al diario LA PRENSA transformándole como medio de propaganda de la coalición, pues era el coordinador de la UNO. Los discursos y los gestos de Agüero atraían a todas las clases sociales del pueblo.

A dos semanas de las elecciones de Febrero de 1967 .las radios opositoras y la PRENSA convocaron a una manifestación en la Plaza de la República en la capital Managua el domingo 22 de enero de 1967, para ese mismo día, estaba organizado una promoción de bachilleres del combativo Instituto "Ramírez  Goyena".

Los mensajes decían que cada manifestante llevara su morral (que fuera preparado).

La Guardia y la dictadura insertaron provocadores y hasta distribuyeron armas en desuso o que técnicamente no podían dispararse.

Ese día se efectuó la gran manifestación de la UNO en la de la Plaza de la República cerca de las 5 de la tarde. Alguien dijo que «botarían del poder a los Somoza para marchar hacia la sede de la presidencia".


La protesta era contra el General Somoza, pero el Presidente de la época era Lorenzo Guerrero Gutiérrez que asumió al poder, el 3 de Agosto de 1966 En reemplazo de René Schick que fallecio por un paro cardíaco

En la esquina del edificio del Banco Nacional de Nicaragua (BNN) hoy Asamblea Nacional, (Edificio 22 de Enero) se detuvieron ante un pelotón de soldados de la GN; el teniente Sixto Pineda Castellón se subió encima de un camión de Bomberos, para preparar las mangueras y usarlas lanzando chorros de agua contra la multitud.
En ese momento sonó un disparo, realizado por un francotirador.

Más tarde sería identificado plenamente por el Oficina y servicio de inteligencia de la Guardia Nacional como David Tejada Peralta (exteniente de la Guardia Nacional y militante del FSLN) ubicado entre las ramas de los árboles de laurel de la india de la acera del Banco Nacional de Nicaragua. (versión de la dictadura de los Somoza).

Pineda murió y cayó al suelo desatándose una balacera contra la muchedumbre. Los guardias abrieron fuego con sus armas semiautomáticos como el Garand calibre 7,62 milímetros y perpetraron matanza pública y masiva, primero desde la mencionada avenida y después parapetándose detrás del edificio del Banco Nacional de Nicaragua.

Hubo entre 1000 y 1500 muertos, los dirigentes de la UNO se refugiaron en el Gran Hotel (actual Centro Cultural Managua) situado a 2 cuadras al norte de donde ellos estaban antes, por lo que una tanqueta Sherman mandada por el General Iván Allegret cañoneó a ese edificio abriendo enormes hoyos en sus paredes.
Se evitó la entrada de los miembros de la GN por la mediación de la embajada de los Estados Unidos .Al día siguiente, lunes , Pedro Joaquín Chamorro Cardenal fue detenido.

También estuvieron detenidos Herty Lewitwa, Carlos Guadamuz Portillo, Samuel Santos López y Edén Pastora entre otros. Ellos fueron detenidos y presos en la cárcel El Hormiguero. Agüero, en cambio, pudo continuar en campaña.

Dos semanas más tarde, el domingo 5 de Febrero de 1967, el pueblo nicaragüense fue manipulado e intimidado  y votó contra sus propios intereses: ganó el general Anastasio “Tachito” Somoza Debayle,  del oficialista Partido Liberal Nacionalista PLN), y perdió Fernando Agüero Rocha. Somoza asumió el poder el Primero de Mayo de 1967

Los 31 presos (incluido Pastora) fueron liberados por una amnistía del Congreso somocista el el 4 de marzo de ese mismo año.

El 28 de marzo de 1971 Agüero firmó un pacto con Somoza en la Sala Mayor del Teatro "Rúben Dariopara ser miembro de la Junta Nacional de Gobierno (JNG) en el periodo del Primero de Mayo de 1972 al primero de diciembre de 1974 y permitir la reelección de Tacho para su segundo periodo en la presidencia.

Pedro J Chamorro moriría asesinado 11 años después,  el 10 de enero de 1978, hecho que desató la celeridad de la lucha del pueblo nicaragüense para derrocar a Anastasio Somoza Debayle hasta el 19 de julio de 1979

La UNO desapareció como tal ese mismo año 1967 y no resurgiría hasta 1989 con el mismo nombre y las mismas siglas para derrotar por primera vez al FSLN en las elecciones del 25 de febrero de 1990

La responsabilidad histórica de ese hecho histórico  señala tanto a los que cometieron la masacre como a los que convocaron al pueblo para que sirviera de carne de cañón. La interpretación de este acontecimiento también debe incorporar como parte integrante de la masacre el comportamiento de hechores y provocadores frente a los cuerpos de las víctimas. Las evidencias muestran que ambos, provocadores y hechores observaron un total desprecio hacia los caídos.

La masacre del 22 de enero aconteció dentro de las rivalidades por el poder entre liberales y conservadores siendo directamente responsables el General Anastasio Somoza Debayle -quien fue el perpetrador- y Fernando Agϋero Rocha y Pedro Joaquín Chamorro Cardenal -quienes fueron los provocadores-. Despreciaron a las víctimas a tal punto que hasta hoy permanecen ignorados sus nombres, el número de ellas, e incluso el lugar donde fueron depositados sus cadáveres.