sábado, 29 de agosto de 2015

Las Guerras del opio

Primera Guerra del Opio

La Primera Guerra del Opio fue el conflicto que mantuvieron China y Gran Bretaña entre los años 1839 y 1842. El desencadenante del mismo fue la introducción en China de opio cultivado en la India y comercializado por la compañía británica de las Indias Orientales, administradora de la India.

Esta sustancia (una droga estupefaciente) constituía una importante fuente de ingresos para los británicos y servía para equilibrar su balanza de pagos con China al compensar el gasto de las ingentes cantidades de té chino que Gran Bretaña importaba.

La Guerra del Opio del 1839 al 1842 comenzó cuando el gobierno imperial de China confrontó barcos mercantes del extranjero, y exigió que entregaran su cargamento ilegal. En marzo de 1839, Lin Tse-hsü aceptó el cargo de comisionado en Cantón y en sólo dos meses tomó acción contra los comerciantes europeos y chinos y contra los burócratas imperiales corruptos. En poco tiempo, logró detener el tráfico de opio. Destruyó todas las tiendas existentes de opio y escribió una carta aconsejando a la reina Victoria de Inglaterra, informándole de las repercusiones del comercio inglés del opio y demandando su prohibición inmediata.

Lin Tse-hsü. Encargado de vigilar la prohibición del comercio de opio en China y organizador de la resistencia frente a los británicos tras la ruptura de las  hostilidades

Los chinos exigían que todo aquel que fuera acusado de crímenes en territorio chino tenían que ser juzgado por oficiales chinos. Ya que los británicos rehusaban someterse al dominio del Emperador, no se habían establecido relaciones comerciales formales entre ambos países. Los británicos, por su prepotencia y arrogancia, se rehusaban a entregarle al sistema legal chino a aquellos ingleses que cometieran algún delito en China, ya que entendían que ese sistema era vicioso y bárbaro.

Dado a que no recibió respuesta a su carta, el Emperador ordenó la confiscación de 20,000 barriles de opio, y detuvo algunos comerciantes extranjeros que trataron de burlar su interdicto. El superintendente de la flota naval británica, el capitán Elliot, le pidió al gobernador general de India cuantos barcos podía concederle. El capitán Elliot ordenó a esos barcos a ir a Hong Kong, en donde protegerían a los barcos mercantes que cargaran opio.


Los juncos de la Armada Imperial de China no pudieron contener la superioridad naval de la Armada Real Británica.

Las tropas chinas enviadas por el Emperador no tenían manera de ganarles a las tropas inglesas. La tecnología occidental era mucho más avanzada que la de ellos. Las guerras causaron muchas muertes y heridos para el pueblo chino. Los ejércitos ingleses dejaron un rastro de destrucción, sabotaje, abusos y violaciones en su ruta por la costa de China.

Negociaciones entre ambos gobiernos llevaron al Tratado de Bogue. El pacto falló cuando el gobierno chino rehusó pagarle al gobierno inglés por todo el opio perdido durante la guerra. Luego, los ingleses tomaron control de varias ciudades chinas incluyendo Amoy, Tinghai, Chunhai y Nigpo.

Después de la muerte de miles de chinos, la Primera Guerra del Opio acabó el 29 de agosto de 1842, con el Tratado de Nanking, el primer tratado en la historia moderna de China. El tratado obligaba a China al libre comercio -el del opio incluido- con Inglaterra, a pagar el equivalente a $15 millones a los comerciantes ingleses, más abrir cinco puertos para el libre comercio inglés y ceder el territorio de Hong Kong durante 150 años. Fue devuelta a China en 1998.

Esta derrota fue la más humillante jamás sufrida por China, considerada por ellos como “humillaciones nacionales”. En la historia europea, se puede considerar como el evento más sórdido y vicioso, solamente opacado por los excesos de los militaristas japoneses en Manchuria y de los nazis en la Unión Soviética y el Este de Europa. 

Este conflicto y su resolución a favor de la potencia imperialista británica facilitó la irrupción en el escenario de otras potencias como Estados Unidos, Francia y Rusia que forzaron a China a firmar diversos convenios que han recibido la denominación de “Tratados Desiguales”. Como consecuencia de ellos, en 1860 China se vio apremiada a abrir otros once puertos al comercio exterior con el correspondiente menoscabo de su soberanía. 

La impotencia china para conservar su independencia frente a las potencias imperialistas se acentuó aún más tras la derrota frente a Japón (1894-1895), que le costó importantes pérdidas territoriales, así como a raíz de la sublevación de los bóxers en 1900.

Luego de la primera Guerra del Opio la situación entre Inglaterra y China se había calmado, pero ahora eran otros países occidentales quienes tenían los ojos puestos sobre china para expandir sus mercados, países como Francia, EE.UU y Rusia que durante estos años habían crecido considerablemente. Inglaterra le pidió al gobierno chino renegociar el tratado de Nanking para obtener más beneficios, la dinastía Qing se niega a renegociarlo pero sabe que no puede verse involucrado en una guerra con ningún país, puesto que pasa una difícil situación interna con la rebelión Taiping.


Segunda Guerra del Opio

La Segunda Guerra del Opio empezó y terminó en 1856. La disputa se relacionaba con demandas hechas por los ingleses de que los mercados de opio se expandieran más allá de las zonas costeras. Los chinos fueron derrotados nuevamente y los británicos impusieron sus condiciones de tráfico irrestricto de las mercancías inglesas, entre las cuales, naturalmente, se destacaba el opio.

En el 1858, por el Tratado de Tietsin, la importación de opio a China fue formalmente legalizada. Muy pronto, después de esto, el opio llegaba en cantidades descomunales.

Se estima que para finales del siglo XIX más de un cuarto de la población de hombres adultos en China estaban adictos al opio.


Inglaterra necesitaba un motivo para iniciar la guerra contra china y este motivo lo encontró en el incidente del Arrow. El Arrow era un barco comerciante chino que había sido registrado en Hong Kong (territorio británico) y que al llegar a puerto chino fue confiscado y los tripulantes tomados presos acusados de piratería y contrabando. Al saber esto los ingleses exigieron la liberación de los tripulantes aduciendo que según el tratado de Nanking los barcos que pasen por Hong Kong estaban protegidos. Los ingleses, al darse cuenta que su argumento era poco convincente, cambiaron su versión de los hechos: ahora decían que un barco con bandera inglesa había sido atacado y confiscado insultando la bandera británica. La respuesta Inglesa tardo en llegar porque estaban en plena rebelión de su joya más preciada: La India

La respuesta británica al incidente del Arrow llego a fines de 1857 cuando una flota inglesa atacó Guangzhou desde el rio de la Perlas. Los británicos encontraron nula resistencia del ejército chino al atacar los fuertes aledaños a la ciudad y luego al atacar Guangzhou. Luego de la victoria en Guangzhou, Inglaterra invita a otras potencias occidentales como EE.UU, Francia y Rusia a participar en la guerra contra China y sacar provecho de esta, Francia justificó su participación por la ejecución del misionario francés Padre Auguste Chapdelaine a manos de los chinos y Rusia aludiendo que quería re-establecer su frontera con este país. Los británicos y los franceses unieron fuerzas al mando del Almirante Michael Seymour. Luego de tomar la ciudad de Guangzhou en 1857, el gobernador de esa localidad Bo-Gui se rinde, pero los invasores deciden mantenerlo en el cargo para garantizar para mantener el orden en esa ciudad. Luego de este ataque las fuerzas se dirigieron por mar hacia el norte para ataca los fuertes de Taku cerca de Tianjin.


Tratado de Tianjin


En mayo de 1858 las fuerzas occidentales ya habían atacado y tomado posesión de los fuertes de Taku, por esto el gobierno Chino se vio obligado a firmar dos tratados desiguales el primero el tratado de Tianjin con el que termino la primera parte de la segunda guerra del opio, en este tratado tomaron parte EE.UU, Francia, Rusia e Inglaterra y se puede resumir en:
  • El Reino Unido, Francia, Rusia y los Estados Unidos tendrían el derecho de establecer legaciones diplomáticas (pequeñas embajadas) en Pekín, una ciudad cerrada en aquel tiempo, el emperador decidio poner las embajadas en Pekin para mantenerlas vigiladas todo el tiempo.
  • Diez nuevos puertos serían abiertos al comercio internacional, incluyendo Niuzhuang, Danshui, Hankou y Nanking.
  • El derecho de todos los buques extranjeros incluyendo barcos comerciales a navegar libremente por el río Yangzi.
  • El derecho a los extranjeros de viajar a regiones internas de China, lo cual antes estaba restringido.
  • China debería pagar una indemnización al Reino Unido y Francia de 2 millones de teals de plata respectivamente.
  • China debería pagar una compensación a los comerciantes británicos de 2 millones de teals de plata por la destrucción de sus propiedades.
Y fue en el segundo tratado, el Tratado de Aigun, entre China y Rusia, donde Rusia ganó la orilla izquierda del río Amur. El tratado también le dio control sobre el área costera del océano Pacífico que no se congelaba, donde la ciudad de Vladivostok fue fundada en 1860.

En 1859 China se Rehusó al establecimiento de embajadas occidentales en Pekín como lo establecía el tratado de Tianjin, la respuesta británica no tardó en llegar con un ataque a cargo del Almirante Sir James Hope, quien bombardeó los fuertes ubicados en la boca del río Hari He. En 1860, una fuerza anglo-francesa se reunió en Hong Kong y luego llevó a cabo un desembarco en Pei Tang y el 21 de agosto un exitoso ataque a los fuertes de Taku.

El 26 de septiembre la fuerza Anglo-Francesa llegó a Pekín, ubicada al interior de Beijing, y el 6 de octubre toma posesión de la ciudad prohibida. el emperador Xianfeng escapó al Palacio de Verano de Chengde. Las tropas anglo-francesas incendiaron el Palacio de Verano de Pekín y el Yuanming Yuan (viejo palacio de verano) después de varios días de saquearlos. Luego de estos las fuerzas anglo-francesas se trasladaron a las afueras de Pekín.


Convención de Pekin

Durante la toma de Pekín el hermano del emperador, el príncipe Gong, realizo la convención de Pekín el 18 de octubre de 1860 con el cual se puso fin a la segunda guerra del Opio. Los términos del tratado se pueden resumir en:
  • El reconocimiento de China sobre la validez del Tratado de Tianjin.
  • Apertura de Tianjin como un puerto comercial.
  • Cesión del Distrito Nº 1 de Kowloon (al sur de la actual Boundary Street) al Reino Unido.
  • Autorización a los barcos británicos de llevar a los chinos heridos a América.
  • Indemnización al Reino Unido y Francia por 8 millones de teals de plata a cada uno.
  • Legalización del comercio de opio.




Fuentes
https://es.wikipedia.org/